Economías latinoamericanas

Al referirnos sobre las economías latinoamericanas hacemos énfasis en las dos más importantes para esta área, como lo son México y Brasil. Estos dos países representan aproximadamente el 60% del PIB de América Latina, por lo tanto el desempeño así como el comportamiento de este par de economías suele dar las indicaciones de la región, por lo que conocer su desempeño es muy importante.

En el periodo 2014-2017, el promedio de crecimiento de Brasil fue de -1.4% y el de México fue de 2,8% esto quiere decir que el PIB de América Latina creció en 0,1%. Las proyecciones para 2018 apuntaban hacia una recuperación para Brasil mientras que para México se auguraba un mayor dinamismo, sin embargo aparecieron riesgos tanto externos como internos que han llevado a corregir las perspectivas de crecimiento a la baja, por lo que se proyecta un crecimiento de 1.7% para 2018 y de 2,2% en 2019 para Brasil mientras que para México la estimación es de 2,4% en 2018 y de 2,3% en 2019.

Brasil

La recuperación a la que había accedido el país se vio disminuida luego de la reciente huelga de transportistas que se vivió, en la que se vieron afectados varios sectores de la economía como el comercial y el exportador. Ante tal situación al cierre de mayo el índice de actividad económica reportó una caída mensual de 3,3%. La proyección de crecimiento de 1,7% y 2,1% para este año y el siguiente respectivamente, se debe a una recuperación en el consumo de los hogares dado la confianza del consumidor en junio y julio, una vez superado el mes de mayo. Por su parte el Banco Central de Brasil ha mostrado su preocupación con el tipo de cambio del real brasileño lo que lo ha llevado a oscilar entre el 3,70-3,90 por dólar, con el ciclo de disminuciones de tasas concluyendo. Cerrando con un nivel de inflación en 4,3%.

Riesgos

El riesgo en Brasil va de la mano de la campaña electoral, de acuerdo a la encuesta de Nomura, Geraldo Alckim es el candidato más promercado no obstante que en la carrera electoral va tercero en las encuestas sin embargo este escenario se mantiene incierto y mucho dependerá de lo que suceda en las elecciones de octubre. Por último, existe un riesgo externo que es la reducción de liquidez por parte de las economías emergentes debido a las subidas de las tasas de interés en Estados Unidos.

México

Luego del acuerdo logrado entre México y Estados Unidos, la información se ha ido revelando de forma gradual así que el impacto en los mercados financieros ha sido ligero. En las negociaciones participó el equipo del presidente actual del país así como un representante del próximo gobierno, lo cual sirve mucho para tranquilizar los mercados. Para el mercado, este acuerdo en el TLCAN ya venía siendo descontado por lo que no cambian mucho las perspectivas macroeconómicas. La proyección de crecimiento entonces sigue en 2,4% y en 2,3% para este año y el siguiente. El Banco de México aumentó la tasa de interés de 7,50% a 7,75% a consecuencia de la depreciación del peso mexicano. Cerrando con una inflación en 4,0%.

Riesgos

Los riesgos giran alrededor del TLCAN, puesto que aunque se ha llegado a un acuerdo con Estados Unidos, este acuerdo podría sufrir cambios todavía y por último tenemos, el inicio del nuevo gobierno a partir del primero de diciembre en el que se verá que tanta volatilidad provocarán en los mercados las nuevas políticas.