El dólar no se ve influenciado por Trump

Al inicio de la jornada del lunes en Asia, el dólar descendía luego de que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se quejara acerca del fortalecimiento del dólar. No obstante el billete verde no tardo demasiado en recuperar sus pérdidas puesto que los presidentes estadounidenses no tienen una verdadera influencia en el valor de su moneda nacional.

La semana en la que estamos, es particularmente importante para las divisas así como para el dólar en particular, sin embargo el Libro Beige de la Fed podría resaltar el fortalecimiento del mercado laboral así como los beneficios que estos pueden llegar a tener sobre la economía, además el informe de empleo no agrícola del viernes debería de ser un indicador acerca del crecimiento del empleo que se ha ralentizado respecto del mes anterior, sin embargo en caso de que los empleos creados logren superar los 180.000 al mismo tiempo que suben los salarios, los inversores podrían percibir los datos como algo más positivo que negativo para el dólar. El informe del Instituto de Gestión de Suministros sobre el sector no manufacturero se publica el día marte y siendo el principal indicador del informe oficial sobre empleo no agrícola, podría tener un impacto importante sobre la moneda y lo que es más importante, los informes económicos así como las decisiones sobre los tipos de interés de los bancos centrales de otros países harán que el relativo crecimiento sea el que determine el mayor flujo de FX.

El anuncio de la política monetaria del Banco de la Reserva de Australia será la campanada de salida para las divisas, siendo que tanto los dólares australiano como neozelandés pueden subir ante la especulación que se da alrededor de los aranceles sobre China y cómo es que estos se levantarán en caso de que llegue a darse un acuerdo comercial y es que los datos de Australia también han resultado mejores de lo que se esperaban, ya que las concesiones de licencias de obra y el informe del PMI del sector servicios han venido a repuntar durante el mes de febrero. Con esto el par AUD/USD que había descendido fuertemente la semana pasada ahora se encuentra estable antes de que se anuncie la decisión sobre los tipos de interés, que esperan puede demostrar cierto optimismo y es que la última vez que se reunió el BRA, el gobernador Lowe hizo descender el par AUD/USD al reducir previsiones tanto de crecimiento como de inflación, debido a riesgos en el extranjero, el mercado inmobiliario interno, entre otros. Lo que llevó a los inversores a deducir que no habría subida de tipos de interés en 2019, provocando que el Banco de la Reserva de Australia adoptara una postura prudente.

Otro frente en el que los inversores también estarán pendientes es en la publicación del PMI del Reino Unido y hasta ahora, antes de darse a conocer el informe la libra esterlina ha descendido. Anteriormente estas cifras del PMI del sector manufacturero de la semana pasada indicaron una ralentización de este sector por segundo mes consecutivo y esperamos el mismo debilitamiento en el sector servicios. Con menos de un mes para que se dé la salida del Reino Unido de la Unión Europea, los inversores se han tornado muy nerviosos. Mientras tanto la Primer Ministro Theresa May no llega a un consenso con los miembros del Parlamento, por lo que apunta a que el mejor escenario sería una extensión del artículo 50 para demorar el Brexit e incluso ya suena la posibilidad de que la prorroga se extienda por dos años.