El mundo atento a los cambios en el Banco de Japón

La advertencia de cambios posibles en lo que respecta a la política del Banco de Japón, ha empezado a rendir sus frutos, puesto que las ganancias de los bonos globales ya se están elevando. Es por eso que los analistas ahora pasaran a una exhaustiva supervisión cercana a los mercados de bonos globales para esta semana.

Los informes del Banco de Japón, señalan que estarían por considerarse cambios en lo que respecta a sus parámetros de política monetaria y es que miembros del Comité de la Junta de Directores del Banco de Japón se encuentran analizando que tan necesarios son los cambios en los incentivos de alto rendimiento para poder hacerlos más sostenibles. Al darse a conocer tales informes, causaron de inmediato un cambio brusco en lo que respecta a las ganancias de los bonos estadounidenses de 10 años, lo que se pudo apreciar en la noche del viernes, cuando subió seis puntos básicos llegando hasta un 2,89%, siendo este el mayor aumento en dos meses.

Así mismo las ganancias de los bonos del gobierno japonés de 10 años, consiguió igualmente un aumentó en seis puntos básicos en la mañana del lunes hasta llegar a 0.09%. Por ahora el Banco de Japón lleva a cabo una política monetaria con la cual busca mantener el rendimiento de los bonos de 10 años, atados a un nivel ”cero”, poniéndolo en ese contexto, es claro que existe un aumento significativo. Las situaciones hasta ahora descritas pueden ser atribuidas de forma ”exclusiva” a los informes del Banco de Japón.

Por si fuera poco, actualmente el rendimiento de los bonos del gobierno australiano también se encuentra mostrando claras señales al alza, con ganancias en los bonos de 10 años, de esta forma ha aumentado en cuatro puntos básicos hasta llegar a 2,67%. Una situación que para el mercado de bonos de Australia, puede ser el reflejo de las consecuencias de los cambios que se avecinan en la política del Banco de Japón.

Por su parte al otro lado del mundo específicamente en los Estados Unidos, la Reserva Federal, ha dado comienzo un ciclo de ajuste en su política, así mismo el Banco Central Europeo ahora mismo está considerando retirar los incentivos monetarios que ya hacía rato se encontraban activos. El Banco de Japón se ha encargado de forma constante de indicarle al mercado que su política ”ultra suave” se mantendrá sin cambios, en un esfuerzo por aumentar la inflación.

Es decir, la perspectiva de cambios en la política del Banco de Japón al final se traducirán en cambios notables en la composición de los mercados de bonos globales.