Esperando los resultados del tercer trimestre de Netflix

Nos encontramos en la época en la que las compañías presentan resultados trimestrales y hoy precisamente toca el turno a Netflix, que presentará sus resultados tras el cierre del mercado en Estados Unidos. En caso de que volviera a presentarse un descenso de suscriptores tal y como sucedió en el segundo trimestre, cuando el gigante del streaming no pudo cumplir con las expectativas de los analistas, es muy probable que los inversores se encarguen de castigar a la compañía de forma más dura que como lo hicieron en julio, en aquel momento las acciones vieron un desplome del 14% de manera instantánea al haberse publicado el informe.

Para nadie es un secreto que tras aquella decepción, las acciones de Netflix comenzaron a pararse sobre ladrillos que se tambalean por su parte los inversores han estado conservando su distancia y manteniéndose a la espera de que lo sucedido en el segundo trimestre no sea el comienzo de una nueva tendencia bajista sino más bien, un pequeño bajón que quedara en el anecdotario. Recapitulando, el pasado julio cuando Netflix anunciaba un aumento de 5,15 millones de suscriptores en el segundo trimestre el mercado quedaba decepcionado, puesto que esa cifra quedaba por debajo de los 7,41 millones del trimestre previo y de los 6,2 millones que la compañía había pronosticado. Justo cuando la compañía había registrado máximos históricos en 423,21 dólares en el período antes del informe, al día de hoy el precio de estas han llegado a 333,13 dólares, acumulando una pérdida del 21%.

Analistas de FactSet, consideran que Netflix anuncie el beneficio por acción de 0,68 dólares en este tercer trimestre, repuntando un 134% respecto a un año atrás pero además esperan un aumento de suscriptores de 5,32 millones una cantidad similar a la del año pasado (por encima de la propia estimación de Netflix) de esta cantidad se calcula que el origen de 4,35 millones provendrán de los mercados internacionales mientras que sólo 650,000 serán de Estados Unidos. Tomando como referencia el historial de la compañía, nos podemos dar cuenta que las cifras que se publiquen hoy, tienen altas probabilidades de superar las expectativas, al menos eso fue lo que paso en el 2016 luego de haber publicado números negativos en el segundo trimestre lo que hizo caer sus acciones un 14%, para posteriormente duplicar su valor en los meses posteriores mostrando una recuperación en los números de suscriptores.

¿Qué prepara Netflix?

El factor clave en el crecimiento de Netflix, son sus contenidos originales y este valor se mantiene intacto no sólo en los Estados Unidos sino también en el extranjero ya que la compañía ha puesto manos a la obra por medio de un agresivo programa de gastos, para crear y comercializar nuevos contenidos, el cual hasta ahora está dando resultados, mientras que la compañía de servicios de medios de comunicación no parece mostrar signos de ralentización, así que la apuesta para hoy es que debe haber noticias positivas.

De acuerdo a una encuesta llevada a cabo por Los Angeles Times el pasado mes de agosto, Netflix ha estrenado un 88% más de programación original en 2018, comparado con el periodo 2017. Este informe eleva el crédito a la previsión de que Netflix gastará 8.000 millones de dólares para este año, un 27% más de programación originales que el año pasado.

Compañías de alto crecimiento como Netflix, que son asiduos a depender en demasía de la deuda para poder financiar su crecimiento muy probablemente vean una reducción de márgenes debido a la subida en los tipos de interés en Estados Unidos, que se mantienen subiendo. Así que las acciones de la compañía podrían ser vulnerables a este fenómeno aunque cumplan o superen hoy las expectativas.