Facebook se enfrenta a nuevos desafíos

El 2018 concluyó como el año más difícil para Facebook en su no tan larga vida como empresa y es que el gigante de las redes sociales ha registrado fuertes movimientos que han terminado por mover las bases sobre las que se fundó la empresa, entre las que tenemos las violaciones de la privacidad de los datos de usuarios así como la manipulación política de su plataforma. Estos problemas, no sólo afectaron el modelo de negocio implementado por el director ejecutivo y fundador de la compañía Mark Zuckerber, mismo que ha tenido que ser modificado sino que también ha sembrado la duda en los inversionistas sobre el futuro potencial de la compañía. La magnitud de estos problemas ha llegado a dar por descontado que no pasara mucho tiempo para que los políticos implementen regulaciones que servirán para hacer crecer a Facebook y harán mucho más difícil que las compañías de redes sociales puedan rentabilizar los datos de usuario mediante la venta de su información a terceros.

Las amenazas existentes en contra de la compañía han provocado que esta pierda el impulso que una vez la llevó a volar alto, basta con ver los 147,47 dólares con los que cerró el mercado recientemente para comprobarlo, puesto que se ha alejado un 33% de sus máximos históricos que fueron de 218,62 dólares por acción en el pasado mes de julio.

Incertidumbre al interior de la empresa

De cara al futuro, los inversores se encuentran preocupados de si en 2019 proliferará la incertidumbre o se estabilizará la confianza de los usuarios y del uso de la plataforma de Facebook. Habrá que esperar hasta el informe de resultados del cuarto trimestre y la teleconferencia de la empresa, para poder tener una visión más clara del camino que tomará.

Si bien las expectativas del mercado, apuntan a que se mantendrá el impulso de las ganancias de la empresa. El pronóstico parece darse por bueno toda vez que Facebook terminará anunciando ingresos récord en el cuarto trimestre, gracias a la temporada de Navidad, el Black Friday y el Ciberlunes. Se espera un aumento de ventas del 26% hasta los 16.400 millones de dólares en comparación con el año pasado.

No obstante esta constante amenaza de regulaciones continuará ejerciendo presión sobre la compañía, obligando a que tenga cotizaciones en niveles bajos en el corto plazo. Lo que obligará a Zuckerberg a continuar gastando recursos para introducir cambios en las propiedades de la compañía si quiere evitar las medidas de control; como lo sugiere un informe del New York Times, que afirmaba que se integrarían las herramientas de chat en WhatsApp, Instagram y Facebook Messenger, lo que podría ayudar a que la compañía adaptara de mejor forma los anuncios para los usuarios. Si bien la incertidumbre se ve reflejada en el precio de las acciones, una mejora en los ingresos por publicidad y crecimiento de usuarios, podría impulsar mejoras en el precio de las acciones.

Conclusión

Las acciones de la compañía no parecen haber llegado al fondo de su cotización y con la sombra de regulaciones gubernamentales, cambios internos y una posible ralentización del crecimiento a nivel mundial, son riesgos latentes para la compañía. Que podrían llegar a lastrar el crecimiento a corto plazo de la empresa además de retrasar la recuperación del precio de las acciones.