¿Qué acabara con el repunte de Netflix?

Hemos avanzado los primeros meses del 2019 y para el gigante del video en streaming Netflix, no podría haber empezado mejor el año. Ahora mismo sus acciones continúan siendo las que mejor actuación han ofrecido en lo que va de este año sí se comparan con otras compañías del ramo de las tecnológicas que se mantienen al frente.

Es de esta manera como sus acciones han logrado subir hasta en un 34% para llegar a los 358,82 dólares en lo llevamos del 2019, acaparando de esta manera los beneficios más grandes entre los miembros del grupo FAANG y es que podemos ver a Facebook que ha registrado una subida del 25%, Apple que ha subido un 16% y Amazon que se ha apuntado un alza del 9,5%.

Aunque en apariencia los números que presentan son extraordinarios y parecen ir en ascenso, este pinta para ser uno de los años más difíciles para compañía que ha provocado un cambio en la forma en que la gente consume contenido en entretenimiento; una de las razones por la que los inversores están fascinados con Netflix se debe a la calidad superior tanto de sus contenidos como de su tecnología, lo cual alimenta un crecimiento explosivo, sin embargo existen algunos obstáculos que podrían terminar por perjudicar este crecimiento en lo que respecta a este año e incluso podría llegar a afectar todavía más a futuro.

Obstáculos

Antes de comenzar con los factores externos, es necesario echar un vistazo al interior de la compañía y es que el pasado mes de enero, fue anunciado un incremento en el precio de las suscripciones, en lo que hasta ahora ha sido su mayor incremento en la cuota mensual, el incremento varía entre el 13% y el 18%, en donde el plan básico que es el más barato, tiene un costo de 9 dólares al mes contra los 8 dólares que costaba antes, el paquete más popular en HD estándar ha pasado de los 11 dólares a los 13 dólares mientras que su plan Premium 4K paso de 14 dólares a 16 dólares. Esta es la cuarta ocasión que Netflix realiza una subida en sus precios desde su lanzamiento, sin embargo es la primera en el que el incremento es tan alto. Es cierto, que luego de sus más recientes éxitos el incremento parece justificado, pero es difícil pronosticar si este crecimiento afectara a sus suscriptores. Por ahora la compañía se ha adelantado adoptando una postura cauta, al pronosticar 8,9 millones de nuevos clientes a nivel mundial, que apenas es un leve aumento con respecto al período anterior.

A nivel externo, la amenaza de Netflix se encuentra directo a la vuelta de la esquina, y es que la nueva competencia apunta a llegar pisando fuerte gracias al respaldo de las mayores empresas de entretenimiento del mundo. De inmediato, las primeras que se divisan son las de Walt Disney y la de WarnerMedia, propiedad de AT&T, ambas compañías están preparadas para que su servicio de streaming sea presentado este año. De estas dos, Disney es la que muestra mayor músculo financiero, calidad en los contenidos además de una gestión más responsable, es decir hablamos de un serio competidor para Netflix. Bob Iger, director ejecutivo de Disney, ha apostado por el servicio de streaming como parte fundamental de su estrategia de crecimiento.

La amenaza de Disney no es para tomarse a la ligera, al ser la mayor compañía de entretenimiento en el mundo, siendo un ganador en el negocio de los medios de comunicación pero sobre todo, al tener una fuente de ingresos diversificada puede sin problemas enfrascarse en una batalla con Netflix, algo que el gigante del streaming quizás no podría soportar, recordemos las enormes cifras que ha gastado para poder desarrollar contenidos le ha generado flujo de efectivo negativo.