Regulación de internet, mal para la competencia, bien para Facebook

Bajo el titulo Internet necesita nuevas reglas. Comencemos por estas cuatro áreas, fue publicado un artículo el sábado pasado en el diario The Washington Post. Lo que a simple vista parecería no tener mayor relevancia, de hecho ha llamado mucho la atención ya que el autor de este artículo no ha sido otro sino que el Director Ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg.

Los inversores no deberían dejar pasar por alto, las palabras expresadas por el fundador de Facebook y no es para menos, pues se trata de una de las cinco principales compañías tecnológicas que existen en el mundo. Sobre todo cuando, un director ejecutivo de su nivel declara de forma abierta que el Gobierno debería regular precisamente a la compañía que fundó y que maneja. La labor entonces para casi todos, es poner atención a la historia y tratar de entenderla de forma completa.

En gran parte del 2018, Facebook y sus acciones, llegaron a caer hasta en un 43,5% debido en gran medida a escándalos que dejaron mal parada a la red social. Acaso habría que remontarse incluso un poco más atrás, recordemos como es que durante las elecciones presidenciales del 2016, la compañía fue acusada de permitir que una serie de bots rusos publicaran en la plataforma propaganda en forma de noticias falsas y spam. Llegaría entonces marzo del 2018 en donde estallaría uno de los casos más escandalosos, el de Cambridge Analytica, en donde se dio a conocer que esta compañía habría podido obtener millones de datos de usuarios de la red social, con fines políticos y justo cuando 2019, pintaba para ser el año de recuperación para las acciones, se desataría el ataque terrorista en una mezquita en Nueva Zelanda, en donde el perpetuador de este ataque aprovecharía la red social para hacer una transmisión en vivo de sus actos.

Facebook tomando ventaja

Pero como mencionábamos al principio, los inversionistas deben de poner atención a las palabras escritas por Zuckerberg. No es producto de la casualidad, que la publicación se haya llevado acabó durante este fin de semana, ya que es precisamente en este momento en el que los demócratas en Washington, buscan hacer una regulación desde cero del sector tecnológico. Primero, el artículo de opinión es una ofrenda de paz hacia los reguladores y a los ciudadanos, quienes desde no hace poco tiempo se han sentido incomodos con las actividades de la red social, pero al mismo tiempo, al demostrar que necesita una regulación Facebook se coloca delante de la curva, en una acción que busca posicionarlo de forma que salga lo menos perjudicado de las regulaciones venideras, asegurándose así que sus competidores serán de los más perjudicados.

Entre los puntos que manejo Zuckerberg en su misiva están, primero, que el Gobierno exija a las compañías que creen sistemas para controlar el contenido que se genera en las redes sociales. Segundo, que las compañías comparte quiénes son sus anunciantes y controla su contenido. Tercero, que haya regulación de la privacidad de los datos de los usuarios y por último, la portabilidad de datos para que así los usuarios pueden trasladar estos de un servicio a otro.

Si bien, no son para nada malas las iniciativas. El detalle radica en que en todas estas áreas Facebook claramente lleva ventaja, por lo que sus buenas intenciones acabarían perjudicando claramente a sus competidores quienes tendrían que hacer grandes inversiones en esas áreas además de que la compañía tomaría ventaja y reforzaría su propio posicionamiento.