Un dron derribado, motivo perfecto para Trump

Los traders del petróleo que se encargan de seguir los titulares relacionados con el crudo, no han debido dejar pasar el tuit que posteo el Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, luego de que fuese derribado un dron, así que contra toda lógica debieron haber abandonado las precauciones correspondientes para volcarse a comprar. El presidente Trump, tuiteaba de esta manera ”¡Irán ha cometido un gran error!”. Con lo cual los precios del crudo que ya habían subido un 3% durante la noche, luego del derribo por parte de Teherán del dron estadounidense, lograron duplicar su repunte, terminando en una jornada de 6%, su mayor subida de este año. Pero tal parece que a los traders no les causo mucho impacto que fuera el mismo Trump que desdijera su propio tuit, al aclarar lo dicho antes del cierre de la jornada de negociación del mercado petrolero y es que paso de culpar al Estado iraní (como parecía en primera impresión su respuesta), a decirle a periodistas que el derribo del dispositivo aéreo de vigilancia fue obra de un general iraní “estúpido” de la Guardia Revolucionaria islámica, que cometió un error involuntario “tonto”. Pero su mensaje no quedo ahí y terminaría por agregar la frase ”Este país no va a tolerar esto… pronto lo comprobaran”, cuando se le cuestiono acerca de la respuesta de su gobierno.

Los alcistas del petróleo decidieron ignorar un “gran” y “estúpido” error.

Con sus aclaraciones, Trump hizo las cosas sorprendentemente bien, es decir acepto que Irán cometió un error, tal vez grande y estúpido, pero no intencional. No obstante, los alcistas del petróleo hicieron caso omiso de las palabras del presidente, provocando que los precios se fueran por las nubes en una semana en la que los mercados habían atacado con todo a estos (recordemos que se dieron los datos semanales sobre el petróleo estadounidense que resultaron alcistas además de que la Fed amagaba con la posibilidad de recortar los tipos de interés). No hay margen de maniobra que permita resistir esta tendencia alcista.

Para el último día de la semana pasada en Asia, los precios del crudo fueron a la baja ya que el diario New York Times, informó que por parte del gobierno de Trump no se habrían de tomar represalias contra Irán, pese a que previamente ya habrían sido aprobados varios ataques militares en la República Islámica luego del derribo del dron. El crudo de Estados Unidos, subía cerca de un 4% en términos semanales, convirtiéndose en su mayor subida vista desde febrero. Con esto parece que el petróleo tiene todos los elementos necesarios para volver a tener a su tendencia alcista, sobre todo si los datos de la reserva de crudo y gasolina de Estados Unidos vuelve a ser positivo.

Para el mercado, otra opción que podría desatar una subida es si Trump y su equipo, logran mantener una charla positiva con Xi Jinping, Presidente de China y los negociadores de Pekín en el G20 como una manera de resolver el conflicto comercial que lleva más de un año entre las dos superpotencias con la amenaza constante de una recesión global. También tenemos el caso de la OPEP en donde los ministros de petróleo de los países miembros continúan hablando de mantener una reducción en la producción del oro negro.

Trump cuidando el petróleo

Con la rectificación de su respuesta, lo que ha quedado claro es que a Trump sólo le importa una sola cosa de aquí hacia las elecciones de 2020: que bajen los precios del petróleo. De ahí su decisión de no ir a la guerra con Irán. Históricamente un alza en los mercados del petróleo, siempre ha perjudicado a los presidentes de Estados Unidos en años de elecciones. Al menos, quienes han seguido la carrera de Trump en los últimos años se han dado cuenta de las pinzas con las que trata las tensiones geopolíticas que podrían disparar el precio del petróleo. Habrá que ver que otro as se guarda bajo la manga para evitar un repunte del petróleo.