¿Veremos una caída de la economía?

Para el sector económico a nivel global han surgido noticias diversas a las cuales valdría la pena tomar la atención correspondiente. En el recuento de la información tenemos la renuncia de Lloyd Blankfein presidente de Goldman Sachs y el retiro de Luis Robles Miaja de BBVA. También ahí tenemos la dimisión de los responsables tanto de la banca de inversiones de Bank of America así como de la suiza UBS, todos estos movimientos coinciden con la partida de ejecutivos de alto nivel de entidades financieras no sólo en Estados Unidos sino también en Europa en los últimos meses, además esto se suma al creciente número de economistas, inversionistas y gesteros que ya se han empezado a unir al pronóstico de una crisis financiera inevitable no augura nada bueno para la economía.

Este reacomodo que estamos viendo en la dirección de los grandes corporativos financieros, puede estar marcando el inicio de un cambio de ciclo. La economía más importante del planeta actualmente se encuentra en lo más alto, lo que significa que tarde o temprano revertirá su tendencia alcista y en palabras de Jonathan Beinner, director de inversiones de renta fija de Goldman Sachs, ”Se podría poner bastante feo”.

Ahora mismo la deuda global, se encuentra por arriba de los 230 billones de dólares, que está repartida entre fondos de cobertura, gestoras y capital privado. Tiene bastantes similitudes con la crisis anterior, sobre todo cuando miramos detenidamente las evaluaciones que ahora mismo han dado las agencias calificadoras, que de acuerdo a la consideración de Beinner, han estado demasiado generosas, lo que termina por poner a la economía en condiciones muy similares a las que se vivieron en la crisis del 2008, que claramente la gran mayoría recuerda como termino.

Nouriel Roubini, economista y catedrático de la Universidad de Nueva York fue la voz que predecía una década atrás la crisis que estaba por estallar y ahora nuevamente el ”Dr. Doom” (como popularmente se le conoce), ha vuelto a alzar la voz para pronosticar la siguiente crisis financiera que se nos viene. Las insostenibles políticas de estímulo fiscal que están programadas para finalizar en 2020, serán una de las consecuencias que afecten el crecimiento al igual que la inflación que la podremos encontrar por arriba de lo deseado, según sus proyecciones. Pero no sólo eso, sino que también hay otros factores como lo son las guerras comerciales, que el mandatario estadounidense Donald Trump ha venido impulsando, así como la ralentización en el crecimiento de las economías europeas, son una serie de factores que pueden generar una recesión para el año 2020. Por último nos advierte también, sobre un mercado sobrevaluado, en el que veremos a las bolsas mantener un ratio P/E que se encontrarán arriba de la media histórica en un 50%, acompañando un mercado de bonos públicos realmente caros con relación al bajo rendimiento de estos.

Otro personaje importante quién también ha expresado su punto de vista, ha sido Warren Buffet “el Oráculo de Omaha”, quién ha declarado que una nueva crisis financiera es inevitable en parte, por la misma naturaleza humana. Mark Yusko, director de inversiones en Morgan Creek Capital, también comparte esta visión, debido al riesgo en la acumulación de acciones del grupo de las FAANG (que son las acciones de moda), aprovechando las subidas de los valores.

En conclusión, con un número cada vez mayor de voces expertas hablando acerca de la crisis que se viene. Sería el momento indicado para tomar precauciones, sobre todo en los activos de riesgo y prepararse para afrontar esa crisis financiera.